Valores organizacionales

Eficacia y eficiencia:

El logro de los objetivos, es el principal indicador de la eficacia de las acciones, y se consolida con eficiencia, mediante una gestión fundamentada en la planificación, programación y prevención de contingencias, promoviendo el aprovechamiento racional y máximo (mínimo de desperdicio) de los recursos, garantizando óptimos niveles de desempeño operacional.

Ética, honestidad e integridad.

Elementos indispensables para tener confianza y respeto mutuo. Se exige tener como trabajadores y compañeros, ciudadanos de alta calidad humana, responsables y profesionales, que estén orgullosos de pertenecer y contribuir positivamente al logro de los objetivos, para de tal manera, preservar la eficacia de la Oficina e Institución. La ética se fundamenta en el cumplimiento de las normas que se basan en valores o creencias del deber, compromiso, honor y servicio público sin fines de lucro, sin más allá de la remuneración percibida, de las reivindicaciones justas de incidencia salarial y las motivaciones patronales conferidas.

Transparencia.

A través de este valor, se garantiza el acceso a la información gubernamental, sin más límite que el que imponga el interés público y los derechos de privacidad de particulares establecidos por la Ley; así como, el uso y aplicación transparente de los recursos públicos, fomentando su manejo responsable y eliminando su indebida discrecionalidad.

Legalidad:

Revisión y comprobación de la aplicación de normas y resultados obtenidos en relación a los recursos asignados y al cumplimiento de los programas y planes. Significa que la unidad regirá sus actuaciones de conformidad al ordenamiento jurídico vigente en materia de planificación y presupuesto.

Rendición de cuentas.

Obligación de responder por la responsabilidad conferida. Incluye la obligación de exponer, explicar y justificar acciones específicas en el ámbito de las competencias estadales.

Coordinación:

Los responsables de la formulación y ejecución de políticas, programas y acciones en ejercicio de sus atribuciones, deben armonizar y coordinar sus actuaciones para asegurar un eficaz servicio.

Calidad de servicio:

Elemento esencial para el logro de la satisfacción de los usuarios, para desarrollarla continuamente a través de una atención integral y proactiva, utilizando los avances tecnológicos para tal fin y vocación al servicio público.

Capital humano:

Recurso más valioso de la unidad organizativa, al cual se le debe asistir para su crecimiento, desarrollo, trato justo, calidad de vida y mejoramiento continuo, de modo que laboren en un agradable ambiente de trabajo, y sus contribuciones conlleven al bienestar colectivo de los usuarios.

Rectitud fiscal y presupuestaria:

Se refiere fundamentalmente a la administración con equidad de los ingresos, gastos y financiamiento del Sector Público. Los presupuestos públicos deben mostrar equilibrio entre el total de las cantidades autorizadas para gastos y aplicaciones financieras y el total de las cantidades estimadas como ingresos y fuentes financieras.

Excelencia en procesos tecnológicos:

Mejoramiento continúo de los procesos y aplicar tecnología de vanguardia, con el objetivo de alcanzar los más elevados índices de calidad en los sistemas y  servicios.