• web_01.jpg
  • web_05.jpg
  • web_30.jpg
  • web_02.jpg
  • web_04.jpg
  • web_03.jpg

El diálogo es la expresión genuina y auténtica de la democracia

Henri Falcón con JVR

El diálogo no puede asumirse como un favor, tampoco como una dávida, ni como una debilidad o una entrega. Es la expresión más genuina y auténtica de la democracia...

 Henri Falcón con JVR

El diálogo no puede asumirse como un favor, tampoco como una dávida, ni como una debilidad o una entrega. Es la expresión más genuina y auténtica de la democracia.

La expresión fue planteada por el gobernador progresista de Lara, Henri Falcón, durante la conversación que sostuvo este domingo con el periodista José Vicente Rangel en su programa de televisión.
"Sería una torpeza no dialogar. Se trata de entendernos en la resolución de los problemas que agobian a los venezolanos".

-Tú eres un interlocutor válido para abordar el tema del diálogo, que tiene muchos amigos y también enemigos, ubicarse en una situación intermedia es difícil, porque el diálogo significa distender los ánimos, asumir los problemas concretos del país, darles un tratamiento nacional, he visto algunas declaraciones tuyas en los medios de comunicación, que me han parecido inteligentes y pertinentes quería conversar contigo sobre ese y otros temas.

-Nosotros no desde ahorita, desde hace mucho tiempo, incluso desde que participaba en las filas del gobierno, siempre hemos asumido el diálogo como el hecho más auténtico y genuino de la democracia, y en eso hemos venido apostando, al diálogo constructivo, a poder superar las dificultades del país explorando soluciones concertadas que involucren a todos los sectores, y hemos sostenido que el diálogo no lo podemos ver ni como un favor, ni como una dádiva, pero tampoco como una debilidad o una entrega, cada quien con sus principios y sus banderas de lucha, pero de manera inteligente priorizando en la solución de los problemas de la mayoría del país. Yo creo que el diálogo hoy más que nunca cobra vigencia. Sería una torpeza no abordarlo.

-¿Crees que bien vale la pena el dialogar?
-Estoy convencido y en ello he venido insistiendo incluso exhortando no solo al gobierno nacional, sino a la propia Mesa de la Unidad Democrática para que retomemos el diálogo político en función de la gobernabilidad y podamos profundizar el diálogo económico para poder sostener la productividad necesaria en el país.

Nosotros estamos viendo los niveles de desequilibrio social producto de la crisis económica que se vive y nadie puede negar. Eso nos invita a ser conscientes y a actuar de manera racional, responsable, frente a Venezuela y a privilegiar los derechos de la ciudadanía.

Debemos dejar de lado el sectarismo, la mezquindad y las aspiraciones personales y partidistas para poder enfocarnos en la resolución de los problemas, que son los que demanda la población, como la escasez de alimentos, el alto costo de la vida, lo que está ocurriendo con la escasez del material médico quirúrgico en los centros de prestación de salud y el problema de la criminalidad.

Si nosotros tenemos hoy la posibilidad de elevarnos sobre nuestras diferencias para poder entrar en un diálogo sincero, bajarle el tono al discurso agresivo, de confrontación, para ir a las soluciones concretas que el pueblo espera, bienvenido sea, nosotros estamos dispuestos a seguir dando pasos agigantados a los fines de adentrarnos en el diálogo para poder abordar la situación política, económica y social de Venezuela.

Nunca es tarde para dialogar
El gobernador progresista enfatizó que no se inscribe en sectores extremistas, de los dos lados, que juegan a la anarquía, al caos y a la violencia. Yo sigo insistiendo en que el camino es la concertación, el entendimiento, a través del diálogo, para alcanzar la paz".
Eso amerita –agregó- reflexión y rectificación, en todo cuanto sea posible.

Reconoce que tanto el gobierno nacional como la MUD, en el pasado, han dado muestras de disposición al diálogo, pero que urge reactivarlo por el bien del país.
"Debemos abordar los problemas de los venezolanos. No se trata de enfocarnos en buscar culpables, la gente lo que quiere son soluciones, respuestas concretas y no más peleas".

Exhortó a mirarnos en el espejo de países hermanos que han padecido guerras internas, anarquía, enfrentamientos con muchas pérdidas humanas, y al final, lograron resolver sus problemas, a través del diálogo.

Por eso resalta que nunca es tarde para dialogar. "Es el único camino para alcanzar la paz. Evitemos escenarios ya superados en nuestro país, caracterizados por la violencia. Estamos obligados a dialogar para evitar situaciones más críticas en la vida de los venezolanos. No se puede convocar a la paz amenazando o aplastando al adversario. Por eso debemos rechazar las conductas de grupos radicales y extremistas que apelan a la violencia para acceder o mantenerse en el poder. Gracias a Dios esos sectores son minoría en el país. La mayoría condena las acciones de andar jugando a la guerra civil".

En su opinión, no se viene a la política a buscar enemigos, a destruir o a arrasar. La política se practica más con la razón que con la pasión; también con compromiso, con responsabilidad y respetando la Constitución Nacional".

Libertad para detenidos
Insistió en la necesidad de liberar a quienes aún permanecen detenidos como los alcaldes Enzo Scarano y Ceballos, Leopoldo López y el general Baduel.
Considera necesarias y naturales las diferencias en el seno de la MUD, cuando algunos plantean una Constituyente y otros un congreso ciudadano.

"No se trata de cambiar la Constitucional Nacional, hay que hacerla cumplir a través de todas las instituciones. Yo estoy convencido que debemos abordar el escenario electoral para lograr una mayoría determinante en la Asamblea Nacional".

Insiste en su propuesta de reinstitucionalizar el país para renovar los poderes públicos y darle mayor dinamismo al sistema democrático.

"El reto es meternos de lleno en la calle, pero en positivo, caminar con los pobres por los barrios, campos y caseríos, con soluciones, demostrando que nuestra propuesta es mejor, inclusiva, sin persecuciones ni revanchas".

Condena hechos criminales
Lamentó el asesinato del diputado Robert Serra y recordó que desde el primer día lo rechazó de manera categórica solidarizándose al mismo tiempo con sus familiares, con el PSUV y con el gobierno nacional. "El hecho criminal, venga de donde venga, hay que condenarlo, porque contradice la vida misma".

Destacó que en Lara el gobierno progresista no tiene complejo ni mezquindad en trabajar de manera articulada con el gobierno nacional y todas las alcaldías, independientemente del color político. "Hay que elevarse sobre las diferencias para brindar soluciones al pueblo".

Aseguró que el escenario de incertidumbre y confusión que caracteriza al país, puede ser superado, abordando los problemas prioritarios con voluntad política y compromiso para superar las dificultades.

Prensa Gobernación