Publico

La Dirección General Sectorial de Educación en conjunto con la Fundación Empresas Polar dictaron el taller “La violencia escolar es prevenible”, el cual estuvo dirigido a docentes adscritos a la Gobernación de Estado Lara.

El auditorio Julio Pérez Rojas le dio la bienvenida a los 300 participantes que estuvieron atentos a las palabras del conferencista Jesús Enrique Carrillo, miembro del equipo de defensores del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente del municipio Iribarren, quien trató el tema de la violencia escolar desde una perspectiva jurídica y de su experiencia como defensor.

¿Es posible educar en un contexto de violencia como el que confrontamos? Respondiendo con un sí rotundo Carrillo inició la conferencia, afirmando que la violencia escolar es prevenible promoviendo acuerdos de convivencia a través de la formación de estudiantes basada en la justicia, la construcción de la paz y el ejercicio de la corresponsabilidad, concebida como objetivo pedagógico prioritario por las tendencias educativas que procuran el desarrollo humano.

La convivencia es materia básica de la formación escolar, es necesario la tolerancia, aprender a vivir con los defectos del otro y reconocer los propios, por lo que la preparación para la vida social implica el aprendizaje de competencias para las relaciones sociales, para afrontar conflictos, tomar decisiones, trabajar en equipo y enmendar errores, explica Carrillo.

La disciplina, los hábitos, talentos y normas deben ser inculcados desde el nacimiento de los niños y niñas, la influencia del adulto en su formación es fundamental, “debemos educar desde el ejemplo, si no quieres que mientan, no mientas, si no quieres que griten, no grites, si no quieres que dañen a otros, no los dañes a ellos”, afirmó Carrillo.

Los niños nacen con una gramática moral universal que les capacita para entender que hay comportamientos prohibidos, conductas permitidas y acciones obligatorias, es decir, que el ser humano nace para vivir en sociedad, solo hay que prepararlos para ello y es desde su nacimiento hasta los 5 años que son moldeables, después es más difícil.

Durante su alocución Carrillo hizo un llamado a leer, internalizar y no temerle a la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente – Lopnna, ya que además de derechos estipula deberes.

Miriam Pérez

Prensa Gobernación/prensa DGSE

Gráficos: Humberto Álvarez