Asamblea2

No hay distancia ni camino empedrado que la gestión progresista no pueda llegar para diagnosticar las necesidades de comunidades larenses. Este domingo el Secretario General de Gobierno, Erick Valles recorrió 30 kilómetros para llegar al caserío El Caimito y unos kilómetros más para visitar Matatere de la parroquia Aguedo Felipe Alvadarado del municipio Iribarren, y así celebrar asambleas participativas con los sectores de El Bateo, Guayabal, Matatere Centro, La Sabana y Agua Viva.

La primera parada fue en el ambulatorio El Caimito, allí esperaba un grupo de vecinos ansiosos de tener ese contacto con el gobierno regional, El Secretario de Gobierno sostuvo que “La parroquia Aguedo Felipe Alvarado es una tierra fértil para la producción de piña y melón y por eso hemos invertido y seguiremos invirtiendo en la mejoras de sus servicios, primero fue el pozo de Bobare, recientemente el Camino Al Campo del Gobernador Henri Falcón donde aprobó crédito agrícolas, y mejorar la vialidad a los campos con una máquina de patroléo, y así vamos por más progreso, con la participación activa y organizada de la parroquia” aseguró Valles.

Durante la Asamblea una de las habitantes reconoció el trabajo logrado por el primer mandatario regional. “A nosotros nadie nos visita solamente el Gobernador de Lara, tiene ese contacto directo con nosotros, algo que no pasaba con ningún gobernante, pero Henri Falcón conoce de la convivencia y sabe dónde queda El Caimito, las cosas que se han logrado con la Gobernación han sido para bien” así lo confesó Desiré Bermúdez habitante del caserío.

Esta población comprendida por 290 familias está consciente de la crisis económica y aseguran que es una situación que golpea a todos los venezolanos, sin embargo día tras días madrugan para levantar sus hogares. Entre las principales necesidades del caserío está la dotación de insumos para el ambulatorio y la elaboración de un proyecto para el suministro de agua.

La segunda visita fue en el Caserío Matatere, a escasos 45 minutos de llegar al municipio Torres, una comunidad caracterizada por la cría  chivos, siendo el principal sustento de estas familias humildes. Allí otra asamblea esperaba donde surgieron propuestas para mejorar la frecuencia de los cisterneros de la Hidrológica del estado Lara que abastece a este caserío de unas 100 familias.

La gira por la parroquia Aguedo Felipe Alvarado continúo con la visita en los caseríos Udeval, El Tamal, Tumbacoa y Las Brujitas, para culminar  este miércoles con una gran Asamblea en la plaza Bolívar de Bobare con el encuentro entre los beneficiarios de la Fundación Solidaridad y mujeres de las Casas de la Alegría del Instituto para la Mujer del estado Lara (Iremujer).

Yoarelis González

Prensa SGG