IMG 6942 1

Este miércoles 19 de abril, las calles del país se desbordaron de venezolanos que reclamaron pacíficamente un cambio de gobierno, una salida a la crisis que vive cada ciudadano a consecuencia de las políticas erradas del gobierno nacional.

Desde tempranas horas, en Caracas, se sumó a la protesta pacífica el gobernador Henri Falcón, acompañado de militantes de su partido Avanzada Progresista y de dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática, como el diputado Henri Ramos Allup, para exigir elecciones ya, así como restitución del hilo constitucional, una vez que el Tribunal Supremo de Justicia desconociera a la Asamblea Nacional. Henri Falcón marchó para expresar el mismo descontento que agobia a los venezolanos.

“Es un descontento general hacia un Gobierno que anarquiza, reprime, persigue, especialmente en nuestro estado, donde en los primeros días de protestas se produjeron cuatro muertes”, señaló.

Cuestionó la actuación de los grupos paramilitares que a su juicio buscan desacreditar el libre derecho a la protesta, tal como lo establece la misma Constitución Bolivariana de Venezuela. “El Gobierno tiene que entender que le toca ser oposición”, enfatizó, exhortando a la vez la convocatoria de elecciones que, en el caso de gobernadores, están pendientes desde diciembre del año pasado.

Asimismo, exigió la liberación de los presos políticos que, en todo el país, suman más de 140 detenidos de acuerdo a los recientes informes emitidos por el Foro Penal Venezolano y la ONG Funpaz. Recordó además cómo la crisis humanitaria que enfrentan los venezolanos se agudiza cada vez, poniendo en riesgo la vida de miles de personas.

La salida: las elecciones

Henri Falcón expresó que si bien hay quienes creen que no es posible convocar elecciones en este tiempo, -incluso elecciones generales- alertó que sí pueden llevarse a cabo, siempre que exista “madurez política”; lo siguiente sería establecer una negociación seria que tenga por premisa el reconocimiento del otro, de todos y, de esta forma, “conseguir una transición que nos permita salir de esta crisis y tener un nuevo gobierno: con medidas prósperas para toda la población”.

Con respecto al Plan Zamora, anunciado recientemente por el Presidente, manifestó que se trataría de otra política de “amedrentamiento” que intentaría según su opinión, dispersar e intimidar a quienes reclaman sus derechos o exigen un cambio en el país. Repudió que, incluso, existan organismos policiales involucrados para “reprimir” y, en el caso de la Fuerza Armada Nacional, destacó que no escapan a la crisis estructural; “ellos también van al supermercado y les afecta esta economía descontrolada”.

 

IMG 6944 IMG 6945 1 IMG 6941 1 IMG 6942 1

 

Kemberling Rodríguez
Prensa Gobernación