Santos Inocentes del Divino Niño de La Miel: Más que un acto cultural es un acto de fe

Desde el año 2010, el pueblo de La Miel, ubicado en el municipio Simón Planas, realiza una procesión como pago por las promesas y milagros cumplidos por la imagen del Divino Niño Jesús y que se ha mantenido a lo largo de los años gracias al fervor de sus habitantes. Este año se estima la participación de 70 familias que pagan sus favores concedidos.

Los Santos Inocentes de La Miel es una manifestación que surge en el año 2010 por parte de la familia Colmenárez, por haber sanado la pierna a Carlos Colmenárez, a raíz de este milagro, sus parientes más cercanos iniciaron una procesión que se tenía planificada para realizarse durante tres años consecutivos, sin embargo, este ritual fue bien aceptado por los habitantes de La Miel, quienes se fueron sumando poco a poco y decidieron continuar con la manifestación religiosa que perdura hasta hoy y que cada día suma más devotos.

En este sentido, el gobernador del estado Lara, Adolfo Pereira, quiso enaltecer esta ceremonia, “estas costumbres religiosas y culturales se dan en cada uno de los municipios y sus comunidades, muy distintas cada una de ellas, y por ello hemos querido darle el realce a estas festividades, al igual que Los Zaragozas, la procesión del Divino Niño es muy conmemorativa y digna de recordar”, aseveró.

De igual manera, Carlos Luis Colmenárez, Capitán que da inicio al recorrido, enarbolando la tradicional bandera amarilla que significa la estrella de Belén, explicó que esta actividad más que un acto cultural es un acto de fe, donde a diferencia de los Zaragozas de Sanare, prevalece el agradecimiento, se prohíbe el consumo de licor, los trajes y máscaras son totalmente distintos.

“En este recorrido predominan tres colores, el amarillo que significa el anuncio de la llegada del Niño Dios a través de la estrella de Belén, el blanco representa el Espíritu Santo y el morado simboliza a los niños inocentes que fueron asesinados en los tiempos de Herodes. Por ello hacemos una oración especial por los difuntos”, detalló Colmenárez.

Agregó que en el son de Los Zaragozas de La Miel se le canta a la virgen María, a San José y al Divino Niño. “Este año tenemos contabilizada la participación de al menos 500 personas, quienes saldrán a pagar sus promesas. Quiero agregar que los adultos usan máscaras porque tenemos pecados, a diferencia de los niños que por su inocencia no las utilizan”, indicó.

Turismo, religión y seguridad

Por su parte, Esthefany Ferri, Autoridad Única de Turismo en Lara, detalló la programación en torno a esta festividad que se desarrollará el día 28 de diciembre y que iniciará con una misa en la Iglesia María Auxiliadora a las 9 de la mañana, posteriormente, a las 10:30 am se dará inicio a la procesión, a las 6:30 PM se realizará la eucaristía y durante el día los visitantes gozarán de paseos turísticos a los lugares cascada El Altar y la Olla.

Asimismo, se realizará en horas de la tarde el bazar navideño y un pesebre viviente, así como el cierre se realizará con un espectáculo de fuegos artificiales.

En materia de seguridad, el G/D Martín Maldonado, Secretario de Seguridad, Ciudadana y Paz, detalló que se activaron 150 efectivos policiales para reforzar la seguridad en el municipio, se dispusieron 9 vehículos, 17 motos y 1 ambulancia.

“También tenemos un despliegue especial con el CICPC desde la semana pasada, aunque vale la pena recordar que este es uno de los municipios más seguros de la entidad larense, este 28 de diciembre estaremos prestos para resguardar la vida de los asistentes a esta festividad religiosa”, apuntó Maldonado.

Finalmente, el alcalde del municipio Simón Planas, Ángel Prado, invitó a todos los larenses a ser parte de este recorrido de fe y a visitar los hermosos paisajes que brinda la jurisdicción, “vengan a Simón Planas a realizar este acto de fe y disfruten de las bondades que les ofrece nuestro municipio”, concluyó.

Carmen Lúquez

Fotos: Alexander Sánchez

Prensa Gobernación de Lara